Turismo médico en Turquía

¿Has escuchado hablar del turismo médico? Se trata de viajar a otros países en los que determinadas intervenciones resultan mucho más económicas que en el país de origen. Normalmente estamos hablando de turismo médico enfocado a la medicina estética, un terreno que no cubre la Seguridad Social y por cuyos servicios se cobran honorarios muy elevados.

Existen diferentes destinos a los que se puede acudir para este tipo de intervenciones, pero es especialmente importante asegurarse de que el país es seguro y sus clínicas cumplen con todas las garantías que se exigirían en España. Y un buen ejemplo en este sentido es Turquía.

A Turquía se realiza turismo médico especialmente en un campo muy importante, el de los implantes de cabello. Las razones son para valorarlo seriamente:
-Las clínicas turcas son muy modernas y cuentan con todas las dotaciones y avances con las que cuentan las clínicas más importantes de España.

-Los médicos que atienden en estas clínicas tienen mucho prestigio y experiencia en este campo.

-Las intervenciones se realizan mediante la técnica FUE, la más avanzada del mundo.

-Dado que estas clínicas cuentan con subvenciones y además el nivel de vida del país es más bajo que el de España, los precios son significativamente más bajos. Tanto que incluso pagando el avión y la estancia en Estambul durante varios días se ahorra mucho dinero.

Además, para facilitar las cosas, contamos con páginas como www.mybodymoom.es en las que podemos contar con los servicios de esta empresa para contratar todo el paquete de la estancia más todos los servicios médicos de manera muy sencilla.

Ellos nos van a indicar todo lo que tenemos que hacer y nos van a guiar para que todo salga perfecto. Normalmente, nos pedirán varias fotografías para que el médico pueda valorar la cantidad de implantes que la persona necesita.

A partir de ahí podrán decirnos cuánto nos costará realizar la intervención incluyendo la estancia, los análisis previos, los tratamientos posteriores y el seguimiento durante un año. Incluso podemos optar por quedarnos algunos días a mayores para hacer un poco de turismo, este sí al estilo clásico disfrutando de la ciudad y los monumentos.

No están incluidos los billetes de avión pero hoy por hoy volar a Turquía es económico, especialmente si se hace en temporada baja, por lo que no va a suponer un incremento demasiado elevado en el precio final del tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *