Menu
0 Comments

Aceites para motores, conceptos básicos y cuales utilizar

Sin duda alguna el mejor aceite para el motor de tu coche o maquinaria es el que podemos encontrar en las recomendaciones del fabricante. Sin embargo hay que tener en cuenta que bajo determinadas circunstancias puede que este aceite no sea el más adecuado. Con los años y el desgaste de nuestro motor y en determinadas condiciones atmosféricas de temperatura, puede que haya otros aceites más recomendables para nuestro vehículo.

El aceite es parte fundamental del mantenimiento de cualquier motor. No llevar a cabo los cambios periódicos de aceites recomendados en función del tiempo y del uso, puede hacer que nuestro motor no funcione correctamente o incluso que llegue a estropearse.

La importancia del aceite no solo se limita a la lubricación del motor. Además de reducir la fricción entre las distintas piezas metálicas mediante la película que forma la lubricación sobre las partes metálicas, dicha película también hace funciones de amortiguador y también sirve como refrigerante de algunas de las piezas más importantes del motor como los cojinetes del cigüeñal. Además ayuda a reducir el consumo de combustible al haber menor fricción debido a la menor resistencia entre las piezas móviles del motor.

El aceite también cumple una función muy importante impidiendo la oxidación y la corrosión de las distintas piezas del interior del motor además ayuda a mantener limpias las superficies disolviendo la suciedad producida por el polvo y el desgaste y llevándolo a los depósitos habilitados para ella.

Una de las características principales que marcan la diferencia entre unos aceites y otros es la viscosidad, la viscosidad es un termino que hace referencia a la forma de fluir del aceite a través de los distintos componentes del motor a determinadas temperaturas, una viscosidad mayor de la necesaria provocará una mayor resistencia entre los distintos elementos lo que a largo plazo puede provocar averías, de la misma forma una viscosidad inferior a la necesaria puede provocar y exceso de rozamiento que a larga puede desembocar también en averías.

En los aceites con un grado de viscosidad menor, este fluye mejor con temperaturas más bajas y su consistencia es más ligera. Este tipo de aceites funcionan mejor a bajas temperaturas. Un aceite con mayor grado de viscosidad funciona mejor con temperaturas altas, ya que manteniene mejor la presión del aceite y la resistencia de la película.

El grado de viscosidad de los aceites de motor se clasifican con una unidad inventada denominada W que proviene de la palabra inglesa Winter y que hace referencia a la viscosidad del aceite cuando nos encontramos a -17 grados centígrados. El grado se representa con un valor numérico, dicho valor puede oscilar entre el 0 y el 50 .

Las recomendaciones del fabricante normalmente hacen referencia al grado de viscosidad del aceite y no a la marca del mismo, aunque indudablemente existen aditivos o procesos productivos que hacen a unos mejores que otros.

Desde Coria Oil apostamos por la utilización de aceites recomendados por los fabricantes y en caso de cambio en las condiciones ambientales o del motor, consultar al fabricante sobre posibles modificaciones en el aceite a usar en el motor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *